Saltar al contenido

Cómo cuidar Tulipanes

tulipanes cuidados

Si estás pensando plantar tulipanes en casa o ya lo hiciste, debes saber que estos requieren de mantenimiento para que crezcan, broten sus flores de hermosos colores y se alargue su vida. Por eso, en este artículo te mostraremos cómo se cuidan los tulipanes sea que los hayas plantado en tierra, en una maceta o en agua.

Temporada de tulipanes

Si se desea tener tulipanes florecidos es esencial conocer cuál es la temporada de tulipanes de acuerdo a la región donde vivamos. Los tulipanes florecen en primavera pero para esto deben plantarse en otoño antes de que ocurra la primera helada.

Específicamente en el hemisferio norte la temporada para plantar va desde el mes de septiembre hasta enero y en el hemisferio sur desde abril hasta junio. Si no se plantan los bulbos en otoño es posible que estos nazcan en invierno y no soporten las heladas, por lo que terminarán muriendo.

Mantenimiento de tulipanes

Sin importar donde plantes los tulipanes hay cosas básicas que debes hacer para mantenerlos en buen estado. Aquí te contamos algunas de ellas:

Una vez comprados los bulbos…

Cuando compres los bulbos en la floristería es recomendable plantarlos durante la misma semana para así evitar que se dañen, pero en caso de que los que hayas comprado no hayan pasado por el proceso previo de congelamiento, deberás llevarlos a casa y mantenerlos en el refrigerador durante unos dos meses antes de plantarlos.

¿Horas de sol?

Por otro lado, debes plantarlos en un lugar donde estén protegidos de los fuertes vientos y reciban por los menos unas 6 horas de sol cada día. Esto último responde la típica pregunta de si los tulipanes son de sol o sombra, siendo la respuesta exacta que son de sol. Por lo tanto aunque pueden sembrarse en una maceta y tenerlos dentro de casa sigue siendo necesario que reciban los rayos solares.

Cuando los hayas plantado y regado por primera vez, puedes colocar alrededor hojas picadas y corteza de pino para que se mantenga la humedad en la tierra y se favorezca el crecimiento.

Hojas enfermas

Si cuando comiencen a nacer las hojas observas que presentan signos de enfermedad, por ejemplo, manchas amarillas o marrones, o que su crecimiento se ha  detenido; debes retirar esos bulbos. Hacer esto a tiempo evitará que la plaga o enfermedad se propague entre el resto de tulipanes.

¿Regadera o manguera?

Cuando riegues los bulbos plantados utiliza una regadera y no una manguera debido a que el agua por esta última sale en mayor cantidad y con mayor fuerza, como consecuencia le estarás proporcionando más agua de la necesaria y pudieran salirse de la tierra algunos bulbos.

¿Tierra húmeda o seca?

Ten presente además que el estado ideal de la tierra es húmedo, nunca encharcado y seco. La presencia de mucha agua marchita los bulbos y la ausencia evita que estos absorban los nutrientes de la tierra.

Si las hojas se vuelven amarillas y se secan, hay que dejarlas caer sin arrancarlas  para después retirarlas del área y así evitar que se pudran los bulbos, y para que la planta no produzca semilla y pueda florecer al año siguiente.

Sin embargo, aunque un mismo bulbo puede florecer uno o dos años más, lo cierto es que cada vez que lo haga se verá más opaca y su tamaño será menor, lo que irremediablemente obligará a plantar un nuevo bulbo en su lugar. Si vas a hacer esto asegúrate de desenterrar por completo el bulbo anterior y que no quede ningún tipo de rastros de él.

Enemigo principal de los tulipanes

Los principales enemigos de la planta de tulipanes son las ardillas y los ratones que desentierran los bulbos para comérselos y los caracoles y babosas que impiden que crezcan, por esto es necesario mantener alejados a todos estos animales ya sea usando rejillas metálicas o esparcir agua con vinagre en los alrededores de la plantación.

Cómo cuidar tulipanes en maceta

Cuando se plantan tulipanes en maceta es necesario cuidarlos al máximo en todas las etapas, es decir, al plantarlos y cuando florecen.

En primer lugar es necesario que cuando plantes los tulipanes en la maceta, la cubras con una rejilla metálica o una tela muy fina para evitar que animales como ratones, ardillas u otros, excaven y se coman los bulbos.

Frecuencia de riego

Los tulipanes sembrados en maceta necesitan más agua pero eso no significa que debas regarlas a diario. Si las tienes fuera de casa debes regarlas solo si no llueve durante más de una semana y cuando la tierra esté completamente seca más no húmeda. Ahora, si la tienes dentro de casa también debes regarla cuando estén secas. Para comprobarlo introduce el dedo en la tierra pero ten cuidado de no hacerlo justo donde están plantados los bubos.

Aunque esté en una maceta, la regla de las seis horas diarias de sol sigue vigente de ahí que debes colocarla en un sitio donde lo reciban pero que no les pegue directamente.

Cada cuanto cambiar la tierra

Si no se ha utilizado una mezcla de tierra o compost especial para macetas es imprescindible cambiar anualmente la tierra, de esta manera se estimula el crecimiento y se garantiza que florezca. Sé cuidadoso al cambiar la tierra pues podrías dañar los bulbos si eres muy brusco o utilizas implementos y fuerza inadecuadas.

Cómo cuidar tulipanes en agua

Plantar tulipanes en agua es una opción para quienes tienen un jardín o para los que desean adornar alguna parte especifica de su casa con estas hermosas flores. Para hacerlo se debe utilizar un jarrón o un vaso transparente para así poder ver y controlar el crecimiento de las raíces.

El agua debe cambiarse regularmente, siendo la señal inequívoca para hacerlo que el agua esté sucia. Si no se cambia a tiempo, se pudren las raíces o se forman hongos y plagas que impiden el crecimiento del bulbo y el florecimiento